¿Qué es un DNS?

Supervisor
Supervisor
  • Actualización

Cuando deseamos tener una página web o correos electrónicos con un nombre propio, es necesario contar con un dominio y un hosting. Veamos qué son, para luego comprender cómo se relacionan a través del DNS (Domain Name Server).

El dominio es el nombre que le asignas a tu página web. Es la dirección exacta que los usuarios deben ingresar en su navegador para encontrar tu sitio en Internet y visualizar su contenido o enviar correos electrónicos a tu dirección.
El dominio por sí solo no hace nada, necesita estar asociado a un servidor. Cada servidor tiene una dirección IP única que lo identifica, pero en lugar de utilizar esa dirección numérica, utilizamos el nombre de dominio, que es más fácil de recordar y más confiable.

El hosting es el servicio que ofrece una empresa de alojamiento web (web host) a sus clientes. Consiste en proporcionarles espacio físico en servidores web. El hosting permite almacenar los datos (archivos) de tu página web para que esta esté disponible en línea.
El hosting es como el hospedaje o alojamiento en hoteles o habitaciones. En este caso, se refiere al lugar específico donde se encuentra tu página web, aplicación, sistema, correo electrónico, archivos, etc., en Internet.

¿Qué son los DNS?

Para que un dominio y un hosting funcionen juntos, se utilizan los DNS (Domain Name Server). Los DNS permiten convertir el nombre de dominio en una dirección IP y, de esta forma, localizar tanto la página web como los correos electrónicos asociados a ese dominio.
Cuando compras un dominio, debes configurar los DNS proporcionados por tu proveedor de hosting. Esta configuración interconecta tu dominio con el hosting, asegurando que cuando alguien escriba tu nombre de dominio en el navegador, sea redirigido automáticamente a tu sitio web y pueda acceder a él.

Por ejemplo:

6.png
 

Si compras tu dominio y hosting en DonWeb ¡No tendrás que preocuparte por la configuración del DNS! ya que se asignará automáticamente.

Dentro del DNS, existen diferentes zonas que definen el alojamiento de distintos servicios. Por ejemplo, una zona puede estar encargada de gestionar los correos electrónicos, mientras que otra zona se encarga del sitio web principal.

Cada zona tiene su propósito específico y ayuda a dirigir el tráfico hacia el servicio correspondiente. Esto significa que el DNS no solo nos ayuda a encontrar el sitio web, sino que también permite gestionar otros aspectos, como los correos electrónicos, subdominios y otros servicios relacionados.

Conoce cómo actúan los registros de la Zona DNS: ¿Qué es la zona DNS?

¿Fue útil este artículo?

Usuarios a los que les pareció útil: 6 de 7

¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud